Nuestro colegio‎ > ‎Testimonios‎ > ‎

Alumnos

DISCURSO FINAL DE CURSO 2014/15.

 

Buenas tardes padres, profesores y alumnos o como diría nuestro profesor de inglés…”buenas tardes plebe”.

Cuando éramos pequeñas algunas soñábamos con ser princesas, tener a nuestro príncipe azul y por supuesto, vivir en un castillo, bueno algunos chicos también, ¿no? Jajajaja… es broma. Otros queríamos ser astronautas, futbolistas o presidentes.

Ahora muchos todavía no lo tenemos claro y seguramente en el futuro tampoco, aunque hay quien quiere ser administrativo, biólogo, abogado o mantenido… ¿alguien se siente identificado?

Algunos llevan desde la guardería y otros se han ido incorporando a lo largo de los años pero siempre nos hemos sentido acogidos y hemos formado esta pequeña gran familia.

Nos llevamos muchos recuerdos... ¿os acordáis cuando nos dejaban en la guardería llorando porque no nos queríamos quedar?, ¿Cuándo apagaban la luz en el comedor y todo el mundo decía “ohh”?, ¿Cuándo usábamos nuestro lápiz bicolor: rojo y azul?, ¿la sensación que tuvimos al cambiar el lápiz por el boli? ¡Qué emoción!, la rivalidad entre el A y el B; cuando llevábamos la mochila solo por hacernos los mayores, porque en realidad no llevábamos mucho, solo un boli; cuando queríamos que lloviese para quedarnos en el recreo jugando y luego, llegar a casa con la plastilina entre los dedos…

Más tarde, cuando llegamos a secundaria los cambios fueron muy grandes: conocimiento del medio se convirtió en ciencias naturales y después, en biología, geología… Pasamos de estudiar nuestros recuadros verdes a empezar a estudiar casi medio libro más esos extensos apuntes que nunca olvidaremos. También recordaremos como nos regañaban por no estar sentados en nuestro sitio, la famosa disección de la sardina, cuando llegamos a tercero y nos decía que en la sintaxis la casa nunca se empezaba por el tejado o cuando nos mojábamos con el agua de la fuente,  tantos años pidiendo que pusieran papel, jabón y espejos en el baño, y también nuestras taquillas que nunca nos pusieron por falta de espacio, cuando nos decían que la clase no era una peluquería,  cuando no queríamos que nos mandasen los ejercicios con punto rojo, cuando nos reíamos en clase de aquel acento andaluz…

Todo esto fue importante, pero ahora en serio, hoy nos damos cuenta de que vamos a crecer, a contar para el mundo, para el futuro, para todas las posibilidades que la vida nos ofrezca. Desde hoy nuestro deber es permanecer con los ojos abiertos y dispuestos a lo que sea… a aceptar la vida y la responsabilidad. Hay una verdad universal que todos debemos afrontar queramos o no… al final todo se acaba. Hoy es uno de estos días para nosotros, deseábamos que llegase este día, cerramos los libros por un tiempo y decimos adiós. Nos despedimos de todo lo que nos era familiar, todo lo que nos resultaba cómodo, pasamos esa página, pero solo porque nos vamos y eso duele… Hay personas que son una parte tan importante de nosotros que estarán siempre ahí pase lo que pase, son esa voz de nuestro corazón que siempre nos acompañará… siempre.

A lo largo del transcurso en el colegio, deseas irte, pero las últimas semanas de tu estancia aquí, te das cuenta y recapacitas que no quieres irte, que te gustaría que el tiempo se congelase y poder estar aquí más tiempo.

Y por último, agradecer a los profesores, que aunque vuestro deber solo era educarnos, nos habéis enseñado los valores de la vida y habéis sido nuestra segunda familia.

GRACIAS.


4º ESO A


Buenas tardes por asistir a este acto tan importante para nosotros.

Ayer, cuando nos sentamos a escribir este discurso no sabíamos por dónde empezar, ya que miles de sentimientos y recuerdos embargaban nuestros pensamientos.

Hoy no somos los únicos protagonistas de este esfuerzo, por una parte nuestros padres han tenido mucho que ver en este proceso pues ellos fueron nuestros primeros maestros, enseñándonos valores fundamentales como la educación el respeto y la humildad. Tenemos que reconocer que un curso lleno de tensiones sin su apoyo, nos hubiese costado muchísimo.

Por otro lado los profesores, quienes con su profesionalidad, cariño y grandes dosis de paciencia nos han ayudado a superar las dificultades del camino que estamos a punto de terminar en éste, que siempre será nuestro colegio. 

Por ello, agradecemos a todo el profesorado que ha sabido hablarnos con dureza en los momentos indicados y con cariño cuando procedía.

La comprensión, el tacto, la dedicación, el talento o el apoyo han estado siempre presentes.

También nos queremos acordar de las personas que dejan todos los días el colegio reluciente y por supuesto de la Dirección.

Punto y a parte merecen las Hermanas, que han sido y siguen siendo, la base del colegio.

Y para vosotros compañeros, agradeceros todos los momentos vividos; sé que no olvidaréis los buenos ratos y nuestro paso por estas aulas.

Terminamos una etapa, y más que una meta, esto es el logro que hemos cumplido. No ha sido fácil, pero al final lo hemos logrado. Nos ha costado mucho llegar hasta aquí y cumplir con nuestras obligaciones. El esfuerzo ha sido diario y por fin hoy, después de tantos años nos graduamos.

Os deseamos a todos muchos éxitos en vuestra vida.

Felicidades a todos.


4º ESO B

Por fin, nuestros años en la ESO llegan a su fin.

Finalmente, después de recorrer un largo camino, nuestra etapa escolar está a punto de terminar. Imaginamos que en muchas partes del mundo habrá miles de chicos como nosotros que estarán en nuestra misma situación. Pero, y eso si que es seguro, ellos no tendrán la suerte de haber estudiado aquí, en este colegio donde muchos de nosotros hemos aprendido a sumar, restar e incluso a decir nuestras primeras palabras.

Y es que estamos seguros, que si no hubiésemos estudiado en este colegio, nosotros no seríamos los mismos.

Nos habéis enseñado conocimientos, pero sobre todo, nos habéis permitido convertirnos en personas con valores, íntegros, en personas de los que os podéis sentir orgullosos.

Desde la primera a la última persona que hemos podido encontrarnos, nos ha transmitido alguna enseñanza.

Sin dirección, profesores y compañeros no habría sido lo mismo.

Queremos darle las gracias a todos nuestros profesores, desde los más pacientes hasta los totalmente exigentes que buscaban lo mejor para nosotros y nos enseñaron lo que somos capaces de hacer, a pesar de sus comentarios en las agendas, los partes, los incontables castigos.... aunque también hemos tenido grandes momentos de alegría, bromas, risas...

Cuando salgamos por esta puerta, os llevaremos a todos en el corazón; vuestro recuerdo nos acompañará. nos alimentará y nos hará tener bien presentes las cosas que importan en la vida.

¡Gracias!